user_mobilelogo

Baraca

Audaces fortuna iuvat. El clásico latino no pasa de moda. A veces solo falta un empujón, un mínimo equipaje, una chispa de dragón. Se me cumplió sin pensar, pero no sin querer. Quererlo, lo quería mucho. Querer, desear, cumplir. Una secuencia de miel sobre hojuelas en las primeras postrimerías del año. Reencuentros y encuentros largamente pospuestos para coronar una escapada con el punto justo de retorno y sazón.

Es la primera vez que dejo de propina un regalo. Una pulsera;

Write comment (0 Comments)

Reeditar (un proyecto pendiente)

Reflotar, podría titularlo también, porque hablamos de un proyecto varado por estos dos últimos años de circunstancias imprevistas. Claro que por titular no va a quedar. El libro lleva

Write comment (0 Comments)

Actos

A veces basta un momento, una decisión trivial, un encuentro para que la obra del día cambie de decorado en un solo acto. Un preámbulo, por ponerse en situación. Viernes, otoño, las lluvias que vuelven sobre el cambio de la hora con recortes de luz (luz solar en este caso). Un amigo me invita a un acto y acudir marca el primer reencuentro, el de las presentaciones literarias con público; un triunfo

Write comment (0 Comments)

Enredos

Otoño. Más tiempo de recogimiento casero. Más dedicación para la escritura; reescritura, en este caso. Porque, a falta de otras aventuras de más calado, continuamos con la revisión higienizante de textos pasados. Lo que llevo escrito con los años es bastante cuantioso en número, pero también inconsistente en buena parte (por suerte casi toda mi obra sigue inédita, no hay mal que por bien no venga). Recuerda un poco a una población prolífica y diseminada por instinto, sin directrices

Write comment (0 Comments)

Otoño

Vuelve el otoño, y sus sensaciones con él. Tras el verano de ritmos más distendidos, el cambio de estación reactiva las dinámicas mayoritarias, los meses de mayor rutina, al menos numéricamente. Se palpa la transición en la misma atmósfera física. Corre

Write comment (2 Comments)

Conclusiones

Pues  finalmente resultó muy productiva la niebla de la entrada anterior. Una niebla inspirativa, concluyente a retazos, capaz de pespuntear con cierta dignidad los materiales dispersos y descosidos tomados al efecto. Un manojo de historias aleatorias antiguas y sin desbastar, dos faros nuevos en la niebla

Write comment (0 Comments)